miércoles, enero 07, 2009

Un cuentito de verano


Después de las celebraciones por año nuevo (con rockeros caídos del cielo a una alicaída carpa que terminó convirtiéndose en almacén de equipos de sonido), me llegó al correo una noticia olvidada (como las botellas al mar que uno lanza cuando quiere que alguien lo lea) y que alegró este infernal verano que recién empieza: los dejo con un cuentito que los amigos españoles han tenidola gentileza de publicar en la revista narrativa (hacer clik en el vínculo, aceptar la descarga del pdf y empezar a leer como quien pela una fruta). Ando entre la playa y los libros y dejé abandonado elblog, amén de que tengo que editar algunos más que interesantes títulos y bueno, a leer y gozar, que el mundo se va a acabar.