domingo, febrero 07, 2010

Redes, blogs y una noticia triste


1. LETRAS Y REDES: La semana pasada formé parte de una mesa de conversación sobre literatura, blogs y redes sociales que organizó la web Marea Cultural con el apoyo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en las instalaciones de la casa museo Raúl Porras Barrenechea. Estuvo muy entretenida. Hay muchas personas que intentan crear “polémica” en torno, por ejemplo, a la vida del libro de papel sobre el libro electrónico. Particularmente he crecido con los libros de papel, por eso rechazo y rechazaré la fría textura plástica de la moda electrónica (moda al fin, desaparecerá por el normal proceso de evolución de la tecnología). Tal vez los niños de hoy sean los lectores electrónicos del mañana, eso es lo más probable, y no creo que los lectores en papel seamos (como dijeron) los últimos románticos que atentamos contra la naturaleza (refiriéndose, me imagino, al empleo de albúmina para la elaboración del papel). Realmente lo que importa, a la larga, no es si desaparecerá el libro de papel reemplazado por un libro a pilas. El asunto es más sencillo y menos “polémico”: en papel o con pilas, no hay que dejar de leer.


2. BLOGS ¿Sirven los blogs a los escritores para “promocionar” sus obras? No lo sé, no se sabe. Nadie pregunta en las librerías por qué escogiste tal o cual libro a la hora de cancelar en caja, cómo llegaste a él, dónde te enteraste, y hay tal cantidad de blogs en la red que difícilmente se terminaría una investigación de ese tipo, pues todos los días aparecen nuevos espacios con nuevos textos. Muy diferente por cierto es el efecto que han provocado las redes sociales en cuanto al manejo y difusión de la información, pues las novedades llegan en tiempo real y tienen un poder nunca antes visto. Bien usado, el facebook es una estupenda herramienta de marketing, y, aunque muchos de los “amigos” que figuran en ese universo virtual no compren el producto que ofreces, al menos sabrán que existe: y eso, comercialmente hablando, ya es bastante.


3. MALAS NOTICIAS: Ayer por la tarde murió Emilio Lafferranderie, 'El Veco' a los 78 años. Conocido en toda Latinoamérica como uno de los cronistas deportivos más importantes de la región, últimamente el corazón le estuvo jugando malas pasadas. Las tardes en la radio, con sus comentarios agudos y sus pésimos chistes gallegos, no serán las mismas. Uruguayo de nacimiento, será enterrado en el Perú, según su voluntad “en el mismo cementerio donde están mi esposa, Toto Terry, Lolo Fernández y el negro La Joya, para conversar de fútbol por las noches como en un tendido… y más tendido que nunca”. Descanse, Veco, se le va a extrañar.