lunes, agosto 17, 2009

Willy Quevedo sobre "El cazador de dinosaurios"


Hace unos años, cuando publiqué "El color del camaleón", el escritor Fernando Iwasaki dijo que mis cuentos tenían una influencia "Valleinclaniana" (una arruga apareció en mi ceño entonces, pero sonreí por el halago), ahora Willy Quevedo (otro gran amigo y ácido lector) me nombra discípulo de Ricardo Palma (otra arruga más en el ceño y la sonrisa incluyó chirrido dental). Esto es algo que me ha dejado pensando: uno murió en 1866 y el otro en 1919, ergo: mi nuevo libro tal vez me identifique con algún autor que muera esta década... no lo sé, solo espero que no sea ****** *********. Amén.

CAZADOR DE DINOSAURIOS
Es el título de la obra del escritor limeño Gabriel Rimachi Sialer, fiel discípulo de Ricardo Palma
El crecimiento económico del país también alcanza a las letras. Sin ayuda estatal, todos los días aparecen en los estantes, tres nuevos títulos impresos. El cuento es el género literario más antiguo. Todos los pueblos conservan mitos y leyendas que fueron transmitidos oralmente por generaciones hasta que se redactaron y tomaron forma de libro.

El Perú tiene la suerte de ser cuna de Ricardo Palma Soriano, el mejor narrador hispanoamericano del siglo XIX. La obra del escritor limeño es monumental. Son casi 500 tradiciones que continúan deleitando a lectores de todo el orbe. Este clásico universal fue escrito a mano con una pluma fuente, es decir con menores recursos logísticos de los que cuenta cualquier poeta actual. Los personajes de Palma son inolvidables. Catalina Huanca, Dimas de la Tijereta, Fray Gómez, Canterac dan vida a relatos que narran la historia nacional. Palma utiliza la sabiduría popular, investiga en archivos, es ameno y socarrón. Se burla de la pompa virreynal, el verticalismo militar y la hipocresía religiosa. El tradicionista fue liberal, criollo, antichileno y trabajó incansablemente por reconstruir la grandeza de la patria.
Este preámbulo viene a colación luego de leer " El cazador de dinosaurios" del escritor limeño Gabriel Rimachi Sialer. Continuar leyendo AQUI

No hay comentarios.: