martes, mayo 05, 2009

LA ESTAFA DE LA SEMANA: UNREST (Los que no descansan)

Para los que llegamos a ver a mediados de los 80 la estupenda película “La noche de los muertos vivientes”, y que seguimos el cine de terror cada vez con menos ganas (ya nada asusta después de Martes 13 parte 14 o toda la sarta de cintas donde el terror se reduce a un festival de sangre que más tiene de pésimo Gore que de cine de terror) hemos asistido con los años a una degradación del género que ha mutado en estafa. Esta vez, “Los que no descansan”, ha sido publicitada como una cinta que usa “cadáveres reales” (¿de cuándo acá es necesario ese dato en una cinta de terror? A Kubrick le bastó el rostro desquiciado de Nicholson en The Shining y un niño en un triciclo para pegarnos de pánico en la butaca). La historia es simplona: unos estudiantes de medicina realizan sus prácticas de disección de cuerpos, pero un grupo recibe el cuerpo de una mujer que aparentemente ha sido acuchillada. La chica de ese grupo de 4 estudiantes, cuyo nombre no recuerdo y tampoco interesa, “percibe algo raro” en ese cadáver, una “señal” que “la trastorna”. La trama por demás es estúpida y haría falta una categoría por debajo del bodrio para poder clasificarla. Gags sin sentido basados en la “sorpresa”, el susto fácil; la interna que a falta de recursos económicos tiene que dormir en un cuartucho de la morgue (¡!) y oye sonidos raros, unos cadáveres almacenados en una pecera gigante de formol que aumentan día a día, son el único recurso con que cuenta esta pobrísima, lamentable y deleznable cinta que apela al asco de los espectadores más que al juego psicológico: escenas explícitas de disección, un pedo que se le escapa a la muerta, un brote de líquido pulmonar, exponer los órganos internos del cuerpo humano... muestran el pobre nivel de estos realizadores (nombre grande además para este director) y nos ponen a pensar con cierta rabia en por qué en lugar de traer cintas americanas no proyectan las brillantes cintas japonesas que al salir te obligan a dormir con la luz prendida. Salvo excepciones recientes como “Sexto sentido”, “El final de los tiempos”, “Gótica” y un par más, el cine de terror americano está cada vez peor. Una verdadera lástima botar a la basura el costo de la entrada, que bien pudo haberse invertido en un trío de buenas cintas piratas.
PD: pensaba escribir un texto más largo, pero esta cinta no merece ni una palabra más.

2 comentarios:

Sandra Texeira dijo...

o yo soy muy morbosa o tu eres muy exigente? saber que eran muertitos de verdad me hizo más divertida la pelicula

Anónimo dijo...

Malisima la pelicula!!!! ni miedo da!!