martes, junio 30, 2009

Un amor de mierda...

El caso de la folclórica Alicia Delgado, asesinada cruelmente por estrangulamiento y posterior apuñalamiento, ha conmocionado a miles de personas. Pero más allá del crimen pasional -el chofer de la víctima acaba de ser atrapado en la frontera con Ecuador y ha confesado que fue la amante de Alicia Delgado (otra folclórica conocida como "la reina de las parranditas", Abencia Meza) quien le pagó 2 mil nuevos soles (unos 680 dólares) para asesinar, por celos, a su pareja sentimental- hay una historia de amor/odio, celos, envidias, competencia, frustración. Y sobre este punto, la siempre aguda Esther Vargas ha escrito el día de hoy en su columna sex o no sex (el lado lésbico) una interesante visión de este escabroso asunto. A ver qué les parece. Para continuar leyendo click en el enlace al final del párrafo.


"Un amor de mierda no es amor. Es simplemente eso: una mierda. Capaz de destruirte, de romperte en pedazos, de transformarte en un gusano rastrero que espera una caricia para sonreír, o que tiembla de miedo cuando una mirada te dice lo que debes hacer, o lo que debes callar.Abencia Meza y Alicia Delgado eran –para quienes no son de Perú- una pareja de cantantes que prefería presentarse al mundo como amigas, simplemente amigas, mientras se acariciaban y se peleaban en público.No sé cuántos ingenuos creían que eran solo amigas, no lo sé, y no importa ahora. Alicia fue golpeada, acuchillada y asfixiada. Está muerta. Y Abencia Meza es una de las principales sospechosas, quizás en las próximas horas sea detenida, quizás en las próximas horas diga su verdad, quizás después de esta historia que la prensa no soltará en bastante tiempo los homofóbicos salgan al frente para decir que las relaciones retorcidas –léase lesbianas, homosexuales, bisexuales y trans- acaban así".

Continuar leyendo AQUI

No hay comentarios.: