domingo, julio 25, 2010

Mensaje cifrado (G&G)

-Sabes qué? algo raro me sucede cuando me alejo de ti -dijo él -de pronto me duele la barriga, se me aprieta el pecho, cambio el dial en el carro...
-Debes ser diabético -dijo ella, indiferente.
-No lo soy, me encanta el dulce.
-Entonces debes estar loco.
-Por qué eres tan fría?
-Estoy muerta, igual que tú.
-Yo no estoy muerto, siento que te quiero.
-Estamos los dos muertos, siento frío en las venas.
-Si sientes algo es que estás viva.
-Entonces por qué seguimos dentro de estos ataudes.
-Yo no los llamaría así.
-¿Qué son entonces?
-Nuestras camas de amantes.
-Encima de andar muerto eres un tremendo cojudo.
-Tienes razón, debo serlo para querer a alguien tan vulgar como tú.
-Ahora eres fino, encima maricón.
-Olvida todo, olvida todo, nunca dije nada.
-Así será mejor.
Ella cerró los ojos. Miró en sentido opuesto. Empezó a llorar. Él miró en sentido opuesto, cerró los ojos, empezó a llorar. Levantó su camisa y se frotó el pecho, algo latía dentro. "No estoy muerto", pensó.
Ella levantó su polera, buscó su corazón con dedos temblorosos. Sintió miedo. No tenía corazón.
Él empezó a silbar una canción, ella reconoció la melodía, canción antigua, triste, empezó a llorar y quiso abrazarlo. Pero él ya no estaba, su amor lo había podrido todo.


A lo lejos, en alguna radio, sonaba la canción...

No hay comentarios.: