miércoles, abril 20, 2011

Desenchufado en Semana Santa


Luego de estos ajetreados meses electorales (que aún no terminan), de encuentros y desencuentros, de noticias buenas, malas y peores, estos cuatro días de semana santa vienen precisos para alejarnos de todo el mundo, sobre todo de aquellos que a uno le agrian el almuerzo o la cena vía facebook o mensajes de texto que evitan la mentada de madre (¿por qué no entienden que uno no quiere hablarles e insiten e insisten con mensajes al celular?); lejos además de los diarios, la radio, el sermón de las tres horas, Ollanta y Keiko, el Té Deum en vivo y en directo y la programación de todos los años: El GénesisBen Hur, El manto sagrado, La verdadera historia de la Biblia, Adán y Eva, Los últimos días de Pompeya, Quo Vadis y un largo etc. en technicolor. Cuatro días bien lejos y bien acompañado garantizan, sino un pedacito de cielo, al menos algo de paz y calma (que buena falta nos hacen). Nos vemos en unos días, Cajamarca y sus encantos (o los encantos de Caxamarca) me esperan. Buen feriado largo.

PD: Los dejo con el mensaje de fin de semana (la foto la tomé en Ayacucho hace unos meses, en una tienda cerca del ex Hotel de Turistas donde venden unos quesos espectaculares -ni hablar del pan chapla -a ver si hacen caso).



No hay comentarios.: