viernes, abril 08, 2011

¿Por quién votar para el Congreso?

A dos días de entrar a las urnas, debo reconocer que este ha sido el proceso más sui géneris, vergonzoso, raro y polarizado que he presenciado.
Primero: si encontrar dos personas que piensen igual es difícil, encontrar que esas dos que profesan una misma opción política estén de acuerdo en cómo justifican su voto, es imposible.
Segundo: caminando de acá para allá en el diario intento de sobrevivir (porque gane quien gane igual tendremos que seguir trabajando de sol a sol sólo que con unos será menos difícil y con otros casi imposible -pero el "casi" es al menos una esperanza en esta vida-.), descubrí en mis amig@s posturas, opciones y justificaciones que jamás, en todos estos años de amistad, les había conocido o sospechado. Resultado: amistades rotas, ser testigo madrugador de un romance roto porque la derecha no pega con la izquierda, enfrentamientos iracundos en el facebook, insultos que iban desde "asesino de policías" hasta "maldito hijo del Imperio" (sólo por recordar los más inolvidables), y una serie de intercambios verbales que sé han afectado mucho a ciertas personas sensibles que se atrevieron a opinar.
Tercero: si alguna vez en los lejanos 70´s la prensa amarilla encontró en la manipulación de la información la forma más eficaz de guiar (y controlar) la opinión pública, esta vez ha sido el miedo y la confusión lo que ha permitido que cinco candidatos tenca casi el mismo porcentaje de intención de voto, algo que no se ha visto nunca (creo).
Cuarto: hartos ya de todo este tema que se mete por los poros todos los días, todo el día por la radio, los diarios, el facebook, los blogs, las cadenas de mails, las pintas en las calles, los cartelones en los jardines, las avionetas publicitarias en las playas, la gente empezó a preguntarse por quién votar para el Congreso. Recordemos que este congreso que se larga, ha sido el Congreso más patético y vergonzoso de muchas décadas. Comepollos, Robaluz, Lavapiés, Mataperros, Padres irresponsables, Empleados fantasmas, Sirvientas que figuraban como asesoras congresales, etc (y lo nombro con mayúsculas porque cada uno podría ser el título de una novela de terror), han convertido a esta institución del estado en la más desprestigiada, casi tanto como el poder judicial.
Pero alguien tenía que darse el trabajo de leer los cv de los aspirantes a este nuevo Congreso. Claro, no fui yo, ya bastante he renegado estos últimos meses con este asunto, y me faltó fortaleza para leer los CV de vedettes, voleybolistas, conductores de programas deportivos, cocineros, charlatanes, desnudistas y un largo etcétera que postula para asegurarse la mejor chamba del Perú (que es como lo ve esta gente, porque no les creo que tengan voluntad de compromiso para velar por los ciudadanos), así que chequeando el blog de Marco Sifuentes encontré este post, que paso a repostear (permitido, como dice Ocram, mientras se cite la fuente). Así que aquí les va. Por lo pronto me tomo una pepa y me voy a dormir, que empezó la ley seca cuando la gente más tensa está, y lo que menos quiero ahora es ver a mis amigos en medio de un "debate".
Suficiente con las últimas semanas.
Nos vemos el lunes.

por ocram

Site: http://lamula.pe/members/utero/

Este es el típico post que nadie lee. Ya sé que se van a ir de frente a ver los nombrecitos.
No lo hagan. Ha costado HARTO elaborarlo. Así que lean primero las reglas de juego y sabrán qué terrenos pisamos y de qué trata exactamente este post. No vayan a lincharme sin comprender de qué va esto.


Imagen: Legión de lectores uterinos que no leyeron el post completo se dirige a la casa de quien esto escribe.

UNO: ¿Por qué este post? Porque resulta más fácil elaborar una lista SIN anticuchos que CON anticuchos. Así de simple. ¿Han visto la encuesta de CPI de quiénes van a ingresar al Congreso? Kenyi, Lucianita, Alcorta… Un escándalo. Así que queremos aportar con algo en medio de tanto desconcierto y deszón.
DOS: ¿O sea que esta es la lista de los candidatos del Útero? No. En realidad es una forma de bloquear que se elijan peores. Si queremos impedir de alguna forma el ingreso de (tantos) malos candidatos, hay que usar el voto preferencial a ver si así los no-tan-malos agarran cupo.
TRES: ¿Por qué sólo candidatos en Lima? Sería muy irresponsable pretender cubrir todo el país. Trato de hablar de lo que más o menos conozco. Si ustedes no viven en Lima, pueden hacer sus propias selecciones en sus blogs, me pasan la voz y (si han seguido los parámetros establecidos aquí) los linkeamos.
CUATRO: ¿Por qué tres por lista? Se ofrecen tres para que puedan descartar uno y no digan que este blog les impone un combo. También pueden votar por sólo uno de los propuestos y agregar uno que les guste y yo no haya sugerido. O también pueden no hacerme caso, que nadie les obliga. En resumen: se ofrecen tres para que ustedes puedan elegir.
CINCO: ¿Cuáles fueron los criterios? Esta es la parte más subjetiva. He privilegiado: que no sean tránsfugas; que no tengan demandas judiciales pendientes o denuncias periodísticas sin aclarar; que tengan algún tipo de experiencia en el sector público o carrera política partidaria (y que éstas hayan sido positivas en términos generales, al menos para el sector que se siente representado por el candidato); que su conducta pública haya sido relativamente seria, y que no tengan ”relaciones peligrosas” (la categoría más subjetiva: vínculos demasiado estrechos con grupos empresariales o familiares). No son los únicos criterios, pero sí los más importantes.
SEIS: ¿Sólo eso? Además, hemos usado y valorado la información y los criterios de otros blogs que también han evaluado las listas congresales: Economía de los Mildemonios, Desde el Tercer Piso, La Sociedad de la Conciencia, Spacio Libre, El Nuevo Sol y la Columna del Director (sí, bien variadito). No necesariamente hemos coincidido al 100% con sus evaluaciones, pero las hemos tomado en cuenta. Además, hemos incluido a todos los partidos con posibilidades de pasar la valla. Sí, todos-los-partidos, hasta las amenazas. Para que vean qué democráticos somos.
SIETE: ¿O sea que pones las manos al fuego por estas personas? Creo que no has leido los puntos anteriores ¬¬. Por supuesto que no, pero es una lista hecha con buena fe. Quizás haya alguna equivocación u omisión; para eso están ustedes y sus comentarios. Pero eso sí: toda discrepancia debe basarse sobre las reglas de juego descritas en las líneas anteriores. Así que nada de “ja-já, ya olvidaste que fulanito una vez dijo que tal cosita horrible”. No, eso no juega.
Ahora sí.
Cha-cha-cha CHAN!

Vamos sólo con las listas que pasan la valla, en orden inverso al presentado por la última encuesta de CPI en Lima. Los números entre paréntesis son sus números en la lista.


Partido Aprista Peruano. Es una lástima que uno de los dos partidos más institucionales del Perú haya llegado a esto. Una lista llena de Aurelios, Lucianitas, Aranas y ¡hasta dos Del Castillos! Pero también hay gente que podría ser rescatable:
(1). Mauricio Mulder. Podremos estar casi siempre en desacuerdo con él pero es innegable que en estos cinco años se mantuvo al margen de los escándalos que salpicaron a sus compañeros. No aspiró a ningún cargo en el Ejecutivo y se dedicó a la polémica parlamentaria, que es su cancha. Quizás es el único que merezca repetir el plato.
(7). Luis Jiménez Borra. Hijo de la ministra Borra, ha sido regidor de la Municipalidad Metropolitana y funcionario en un par de ministerios. Cumple nuestros requisitos de carrera partidaria y experiencia en el sector público, además de mantenerse alejado de escándalos (que ya es bastante para un funcionario aprista).
(11). Rocío Valencia Haya de la Torre. Sin carrera partidaria pero también de familia aprista (como es obvio). Periodista de la Complutense de Madrid, con estudios de derecho en la de Lima y ex responsable de Marketing Financiero del World Finantial Group en Los Ángeles.


Alianza por el Gran Cambio. El sancochado de PPK: Acuña, Yehude, el PPC y los que se apunten. Escarapela un poco cómo el proyecto clientelista de Acuña va creciendo poco a poco, parasitando a otros. El PPC, en cambio, merece mejor suerte (al sistema le conviene fortalecer los partidos más institucionales).
4). Marisol Pérez-Tello. Señalada por varios como la que debería iniciar el proceso de renovación partidaria en el PPC (en vez de Lourdes, Bedoyas y Alcortas). Candidata a la vicepresidencia y un curioso caso de abogada de derecha activista de los derechos humanos. Muy buena ficha.
(8). Luis Galarreta. Creo que fue el único congresista que (a diferencia de Alcorta, por ejemplo) transparentó sus gastos operativos cuando los ciudadanos lo exigimos. Ha tenido un comportamiento serio que lo distinguió en el que quizás fue el peor Congreso de la Historia y con una agenda a favor de las personas con discapacidad.
(10) Alberto Beingolea. Ya sé que tiene anticuerpos deportivos, pero no es un político improvisado: es pepecista de carrera, ha hecho harto trabajo partidario y ocupado varios cargos dirigenciales. Es abogado de formación y es parte de la tan necesitada renovación que necesita el PPC (el partido de derecha conservadora democrática que necesitamos en oposición a la derecha conservadora autoritaria del fujimorismo).

*
 Solidaridad Nacional. La peor lista, de lejos. Repleta de tránsfugas ex humalistas, ex toledistas y ex fujimoristas o gente como Fabiola Morales, López Aliaga y Walter Menchola. Como en Sodoma y Gomorra, fue un reto “encontrar un justo”; ni qué decir tres:
(1). Martín Belaúnde Moreyra. Incluido en esta lista únicamente por inofensivo. Fue el zar anticorrupción de Toledo y no hizo mucho (o nada) durante ese gobierno. Pero ha sido embajador, es un reconocido especialista en derecho minero, así que no es un improvisado o un saltimbanqui como sus compañeros de ruta.
(20). Gabriel Seminario. Ex contralor de una empresa del grupo Romero, ex becario Fulbright con varios estudios en la Harvard Business School. Especializado en el tema de seguridad ciudadana.
(29). Manuel Estela. Quizás la mejor carta de esta lista. Un técnico impecable, uno de los pilares de la reestructuración de la Sunat en los 90, con una maestría en Economía del Desarrollo en la Sorbona. De él sí puedo decir que ojalá ingrese.

*
Gana Perú. Podemos no coincidir en todo con estos señores, pero representan un sector importante de la población y el espectro ideológico. Sinceramente, su lista no está nada mal y hay varios que mantienen el nivel que uno esperaría en un congresista. Van tres que representan distintos sectores:
(2) Jaime Delgado. Más conocido como defensor del consumidor desde Aspec. En un Congreso que siempre tiene varios representantes informales de las grandes corporaciones, alguien que traiga un poco de equilibrio desde el lado del ciudadano común y corriente -tan desprotegido frente a los abusos de las empresas- no estará mal.
(9) Félix Jiménez. Ph.D. en Economía y ex asesor del viceministerio de Hacienda y de la presidencia del Banco de la Nación, experto en macroeconomía. Jefe del equipo económico de Humala y uno de los técnicos más respetados del sector zurdo.
(12) Javier Diez Canseco. Un Congreso sin él no es un Congreso, así de sencillo. Podemos discrepar hasta el infinito con sus obsesiones y sus silencios pero también, como alguna vez dijo Tafur, si Javier Diez Canseco no existiera, la derecha tendría que inventarlo. Su presencia será importante para equilibrar un parlamento repleto de fujimoristas.

* 
Perú Posible. Desprovisto de esa combinación de tecnocracia de derecha (estilo Dañino o PPK) y de funcionarios de izquierda (Rodríguez Cuadros y varios de Fuerza Social) que hizo funcionar su gobierno anterior, Toledo se quedó con el núcleo duro de Perú Posible, la parte más desprestigiada. Va en alianza con Acción Popular y Somos Perú.
(4). Juan Sheput. Ex ministro de Trabajo toledista, con una gestión sin tachas. Ingeniero industrial con estudios de posgrado y bloguero de viejo cuño, constantemente incentivando el debate político. Partidario de un estilo de hacer política mucho más serio de lo que estamos acostumbrados.
(8). Víctor Andrés García Belaúnde. El popular Vitocho es otro que merece repetir. Ha tenido una labor fiscalizadora muchas veces solitaria en estos cinco años, siempre del lado correcto y en temas que hasta la prensa inicialmente ignoraba (Collique, el peaje de Kouri, azucarera, etc.).
(36). Ronald Gamarra. Ex procurador anticorrupción y uno de los abogados de parte en el juicio más importante de nuestra historia: el juicio a Fujimori. Conoce al dedillo dos temas claves (y seguro lo serán si gana uno de los dos punteros): derechos humanos y lucha contra la corrupción. Será necesario.

*

Fuerza 2011. En un mundo perfecto, estos señores no tendrían ni un sólo congresista, pero bueno, eso es en un mundo perfecto. Si hay algún fujimorista leyendo este blog, invoco a cualquier atisbo de sentido común a que se olvide de Kenji, el Angelito, la Chihuán y demás especies y mire dentro de su lista, que hay:
(9) Irma Montes. Ex consultora del Banco Mundial y otros organismos internacionales en temas de gestión pública y gobernabilidad. Con estudios de posgrado, incluido un diplomado de resolución de conflictos medioambientales, especializada en agricultura, forestación y reforestación.
(16) Luz Salgado. Para que vean lo democráticos: una fujimorista original, desde 1990. Siendo una de las más “duras”, tampoco es una maximalista y ha sido suficientemente concertadora como para colocarle la banda presidencial a Paniagua en el 2000, facilitando la transición. Además ha seguido distintas capacitaciones (en el CAEN, Reflexión Democrática y la San Martín).
(18) Fernán Altuve. Dudé mucho en colocarlo (especialmente después de su intervención en las municipales y del Rap del Huevo Duro) pero, vamos, al lado del resto de la bancada (Kenji, por dios), este señor destaca de lejos y le daría algo de nivel al Legislativo en general. No necesito presentarlo.
*

Eso es. La lista siempre están abiertas al cambio (somos humanos y los bloggers más). Sé que muchos de estos nombres les deben parecer unas rocazas. Por supuesto. Esa es la idea: que todos pensemos distinto. Eso es lo bacán de la democracia y, por eso precisamente, deberíamos tratar de conservarla. Cof cof.
(Ah, sí. Para el Parlamento Andino ni siquiera me voy a molestar en revisar nada. Para lo que importa.)


No hay comentarios.: